Aprender cómo cepillarse de forma adecuada es el primer paso para mantener unos dientes y unas encías saludables. Además, el cepillado ayuda a disminuir el riesgo de caries dentales y enfermedades de las encías.

Sin embargo, inculcar a los niños la importancia de un buen cepillado es una tarea complicada. Los pequeños de la casa, deben lavarse los dientes desde que tienen aproximadamente 1 año. Al principio los encargados de esta tarea son los padres, pero progresivamente deben coger el hábito y hacerlos los niños.

No obstante, hasta los 6 o 7 años es conveniente que un adulto repase los dientes para comprobar que todas las superficies han sido correctamente cepillados.

  • Selecciona la pasta y el cepillo adecuados

Para el cepillado de un niño es importante utilizar una pasta de dientes con flúor y un cepillo de cerdas suaves ya sea manual o eléctrico. Si tienes dudas, en nuestra clínica podemos aconsejarte y recomendarte los más adecuados.

Según la Academia Europea de Odontología Pediátrica junto a la Sociedad Española de Odontología Pediátrica, el uso diario de flúor debería ser la parte principal de cualquier programa completo de prevención para el control de las caries en los niños.

Recuerda que los niños deben escupir la pasta tras el cepillado para evitar ingerir demasiado flúor.

  • Tiempo y frecuencia

Aunque no hay tiempo exacto, normalmente sugerimos realizar un cepillado de al menos 2 minutos. El resultado si dividimos la boca en 4 lados, cada uno se cepillaría al menos 30 segundos.

Por lo que respecta a la frecuencia, se establece un mínimo de 2 veces al día, aunque pueden ser más si se considera necesario.

  • Predica con el ejemplo

A los niños les gusta imitar a los mayores, por eso la mejor forma de conseguir que se laven los dientes es que vean a sus padres hacerlo.

Por ejemplo, puedes comprarle un cepillo del mismo color que el tuyo o explicarle que los niños mayores se limpian siempre los dientes. Además, si tiene una hermana o hermano mayor pueden enseñarle.

  • Los juegos y cuentos siempre funcionan

Utilizar los juegos o cuentos para conseguir generar esta rutina siempre suele dar buenos resultadaos. Puedes explicarle, que alguno de sus héroes favoritos tiene superpoderes gracias a lavarse los dientes.

  • Técnica

Desde la Clínica Dental Carolina López te recomendamos los siguientes pasos.

  1. Empezar con las superficies externas e internas, y utilizar el cepillo formando un ángulo de 45 grados con movimientos cortos y paralelos a la línea de la encía. Hay que asegurarse de llegar bien a los dientes posteriores.
  2. Después seguimos con las superficies de masticación, con el cepillo plano sobre ellas, y cepillando hacia atrás y hacia delante a lo largo de estas superficies.
  3. Ahora las superficies internas de los dientes anteriores, inclinando el cepillo verticalmente y con movimientos suaves de arriba a abajo con la punta del cepillo.
  4. Comprobar que se cepilla bien a lo largo de toda la línea de la encía.
  5. Cepillar la lengua con un movimiento de barrido de atrás hacia delante para eliminar restos de alimentos y las bacterias que causan mal olor.

Por último, te aconsejamos realizar el cepillado frente a un espejo. De este modo, os niños podrán observar dónde y cómo llevar a cabo el cepillado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!