Cuatro jóvenes -de entre 12 y 15 años- de cada 10 tiene caries, así lo ha confirmado un estudio reciente del sector qué, además, asegura que a los 35 años esta patología está presente en el 95% de la población española. Cifras realmente alarmantes y que, sin ningún lugar a duda, pueden recudirse con unos buenos hábitos de salud bucodental.

Más allá de extremar la higiene bucal cepillándonos los dientes como mínimo dos veces al día usando dentífrico, flúor e hilo dental, hay que cuidar la alimentación. Toda prevención es buena, por ello, debes saber que no todos los alimentos que consumes en tu día a día contienen las mismas sustancias ni inciden de la misma forma en tus dientes. ¿Sabrías decir cuáles son perjudiciales y por qué? ¡Vamos a ello!

  • Café. Seguramente habrás escuchado alguna vez “si bebes café, se te van a quedar los dientes amarillos”. Es cierto, y no solo manchan tus dientes, también pueden provocar su debilidad. Así qué si eres de aquellos que no pueden empezar el día sin un café, te recomendamos rebajarlo con leche, ingerir agua tras su consumo o al menos enjuagarse la boca, y por supuesto, cepillarse los dientes después. En esta misma línea, el vino tinto es otro detonante que provoca la aparición de manchas en los dientes y sequedad bucal.
  • Alimentos pegajosos. Este tipo de alimentos permanecen más tiempo de lo debido en nuestros dientes, algo que puede ser crucial en el desarrollo, por ejemplo, de caries.
  • Frutas cítricas. A pesar de que existen épocas del año donde su consumo es más elevado, te aconsejamos controlarlo. Este tipo de frutas como, por ejemplo, el limón, no ayudan al cuidado de los dientes, pueden dañar nuestro esmalte.
  • Golosinas. Su sabor es delicioso y su aroma irresistible, pero su alto contenido en azucares es perjudicial para la salud bucodental. Podrían considerarse como las reinas entre los alimentos enemigos de tus dientes.
  • Bebidas gaseosas. Si tu perdición son los refrescos, acostúmbrate a utilizar pajita para reducir el contacto con los dientes. Sus altas cantidades de azúcar pueden picar el esmalte y causar las temidas caries.
  • Frutos secos. Te aseguramos que muchas personas se rompen una pieza dental por masticar estos alimentos. Algunos son tan duros que ya no solo parten el diente, sino que pueden provocar infecciones y dolores en las encías.

Recuerda que no solo es importante extremar la higiene bucal, también es necesario controlar lo que comemos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!