La menopausia conlleva cambios físicos y anímicos muy conocidos como el dolor de cabeza o los sofocos. Sin embargo, las alteraciones que produce en la salud dental son desconocidas.

Durante este periodo, que se caracterizas por la disminución de los niveles de estrógenos y progesterona, nuestras encías o dientes pueden sufrir daños.

A continuación, te explicamos algunos de los problemas bucales más frecuentes y las medidas de prevención más eficaces.

Problemas

Sequedad bucal

La secreción salival es imprescindible para mantener los tejidos húmedos y contribuir a que nuestra boca se conserve limpia. Pero, durante la menopausia, las glándulas salivales disminuyen su producción de saliva y, por tanto, pueden producirse episodios de sequedad bucal.

Recesión gingival

En algunos casos, la encía se retrae y provoca sensibilidad. Por ejemplo, cuando se consumen bebidas o comida caliente o fría.

Además, si se junta una recesión gingival con sequedad bucal pueden ocasionar caries de origen radicular. Normalmente, estas caries se situarían en la zona del diente más próxima a la raíz.

Pérdida de hueso alveolar

En la menopausia las mujeres pueden padecer una importante perdida ósea en todo el organismo. En concreto, la merma del hueso alveolar perjudica a su función de sujetar los dientes y, por tanto, se incrementa la posibilidad de que se deformen.

Deterioro dental

Tras el paso de los años, los dientes pierden brillo y adoptan un color amarillento. También pueden resquebrajarse.

Prevención

Existen algunas medidas que se pueden adoptar para mejorar la salud dental en esta época.

  1. Alimentos que contengan vitamina A, E y C

Este tipo de vitaminas contribuyen a fortalecer la piel y las mucosas.

  1. Higiene bucodental e hidratación

Un buen cepillado o el uso del hilo dental siempre ayudan a mantener nuestros dientes en buen estado.

Además, hidratar correctamente la boca, tomando dos litros de agua al día mejorará la sequedad.

  1. Acude al dentista

Siempre es aconsejable someterse a una o dos revisiones profundas. Nuestro dentista podrá determinar si necesitamos algún cuidado extra, por ejemplo, una férula.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!