Que el café, las golosinas o las bebidas azucaradas son el peor enemigo de nuestra dentadura no es ningún secreto, pero ¿tienes idea de qué alimentos son los mejores aliados de una sonrisa perfecta? Hoy te contamos qué productos no deberían faltar en tu dieta para tener unos dientes fuertes y sanos.

Leche

Su alto porcentaje en calcio y vitamina D la convierten en uno de los alimentos idóneos para proteger el esmalte del desgaste y fortalecer tu dentadura. Eso sí, recuerda que no deberías tomarla con azúcar o productos azucarados.

Queso

Los productos lácteos contienen la proteína caseína, fundamental para estabilizar y reparar el esmalte dental. Pero, no todos los quesos contienen el mismo porcentaje de calcio. Así que, te recomendamos que, antes de comprarlo, revises qué porcentaje de la cantidad diaria recomendada de calcio contiene cada porción.

Yogures

Más allá de mantener sano tu tracto gastrointestinal, los probióticos que contiene el yogur son muy efectivos contra la desmineralización del esmalte.

Pescado

Este producto y muy especialmente los pescados azules como el salmón, las sardinas, la caballa o el atún, son ricos en calcio y vitamina D, que ayuda a tu metabolismo a absorber el calcio y que éste a su tiempo proteja y fortalezca tus dientes. Además, los ácidos grasos omega-3 reducen el riesgo de enfermedad de las encías.

Verduras de hoja verde

La textura fibrosa de verduras como la espinaca, la lechuga o la col rizada hacen que tengas que masticarlas mucho. Se genera así mayor cantidad de saliva, que ayuda limpiar los dientes de forma natural durante el proceso de masticación. También el brócoli, las espinacas o las acelgas son ricas en calcio, ácido fólico y minerales que actúan como protectores de tus piezas dentales.

Frutas y verduras crudas

Zanahorias, manzanas, peras, pepinos y todos aquellos vegetales que se pueden comer crudos, también favorecen la salivación y ayudan a remover la placa bacteriana y los restos de comida de tus dientes y encías.

Pimientos rojos

Además de deliciosos, son ricos en fibra y vitamina C, que fortalecen los dientes y ayudan a limpiarlos.

Pasas

Las pasas y todos los productos de la uva son muy beneficiosos para la salud bucodental. Los fitoquímicos presentes en ellos combaten las bacterias que causan la caries y otras enfermedades de las encías.

Huevos

La deficiencia de vitamina A (compuesto muy presente en el huevo) conduce al deterioro del desarrollo del tejido epitelial, dificulta la formación de los dientes y favorece la hipoplasia del esmalte.

El ajo

Este producto es muy rico en alicina, compuesto con excelentes propiedades antibacterianas. Es por ello que, numerosos estudios, han demostrado que puede aliviar patologías dentales como la caries o aquellas que afectan a las encías.

Té verde

Uno de los componentes de este té, el cloruro, es un potente antioxidante que combate las bacterias, previene la caries, fortalece tu esmalte dental y evita que la placa se adhiera a tus piezas dentales, contribuyendo así al cuidado de tu salud oral y muy especialmente a la apariencia de tus dientes.

Chocolate

Seguramente pensabas que este producto estaba contraindicado en lo que a salud bucodental se refiere. Pero es así por su alto contenido en azúcar. Por tanto, si consumes chocolate puro sin azúcares añadidos, puede resultar muy beneficios para tus dientes, ya que el cacao no solo ayuda en la prevención de la erosión dental, sino que evita la inflamación de las encías.

Frutos secos

Nueces, almendras y la mayoría de los frutos secos, tienen un alto contenido en calcio, potasio, magnesio, zinc y fosfato, lo que los convierte en uno de tus mejores aliados a la hora de fortalecer y mineralizar tus piezas dentales.

El agua

No hay parte de nuestro cuerpo que pueda vivir sin ella y lo dientes no son una excepción. Es fundamental para que los tejidos se mantengan hidratados y estimula la producción de la saliva que neutraliza las bacterias.

Chicles

Tal vez no entren en la categoría de “alimentos” pero lo cierto es que, si los tomas sin azúcar, después de comer y cuando no puedes cepillarte los dientes, potencian la secreción de saliva y nos ayudan a neutralizar las bacterias que ponen en peligro tu higiene y salud bucodental.

Todos estos productos pueden ayudarnos a conservar nuestra dentadura en perfecto estado de revista, pero, ni mucho menos, son sustitutivos de una correcta higiene dental. Lavarse los dientes, al menos, tres veces al día, usar hilo dental y acudir puntualmente a las revisiones con tu dentista son la mejor garantía para lucir una sonrisa perfecta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!