El verano, las altas temperaturas y con ellas, los deportes de agua. La época de disfrute, diversión y relajación ya está aquí pero no por ello debes bajar la guardia en tu salud bucodental. La piscina y la playa traen consigo los deportes veraniegos como la natación o el buceo y por si lo no sabías, estos pueden influir negativamente en tu boca. ¡Atento porque en este post te contamos cómo!

Si nos vamos a los deportes en el mar, nos encontramos con el buceo. Debes tener en cuenta que el efecto de la presión puede provocar molestias, especialmente si tienes empastes o algunas caries. Desde Clínica Carolina López te aconsejamos tomar las medidas de prevención necesarias para evitar molestias. Por ejemplo, una mala colocación de la boquilla que regula el oxígeno usado durante la práctica subacuática, puede producir dolores en la mandíbula.

Pero si lo que te gusta es refrescarte en una piscina, no olvides que los productos químicos que se utilizan para mantener el agua en el mejor estado posible, pueden deteriorar el esmalte de tus dientes si el contacto es reiterado. El cloro puede influir directamente en nuestra boca, producimos menos salida –que es la barrera protectora de nuestra boca- y con ello, se reduce la protección contra las bacterias, lo que supone una mayor generación de placa sobre nuestras piezas dentales.

Si en tu caso frecuentas la piscina durante todo el año es importante que, además de mantener una correcta limpieza de tu boca, acudas a tu dentista de referencia para descartar que la práctica de la natación este erosionando tus dientes.

En general, aquellas personas que practican deporte de forma constante son propensos a la aparición de caries. El incremento de la respiración, la deshidratación y el estrés que producen las competiciones son factores determinantes en la reducción de saliva, algo que favorece la aparición de dicha patología. Por otra parte, el consumo de bebidas isotónicas, gaseosas o carbohidratos pueden provocar la erosión del esmalte dental y la aparición de caries debido a la acidez y el contenido de azúcar que contienen.

Este verano, practiques el deporte que practiques, recuerda la importante de una correcta higiene dental, no olvides tu cita con el especialista y, sobre todo, mantén una hidratación constante, ya que la deshidratación es uno de los problemas que afectan a la salud bucodental.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!