Si estás leyendo este post, seguramente sea porque recientemente te han puesto ortodoncia o vienes de alguna revisión en la Clínica y tus molestias son constantes. No te preocupes, ¡te damos los mejores consejos para que lo lleves de la mejor forma posible! Pero recuerda, si el dolor es persistente no dudes en consultar Clínica Carolina López. ¡Empezamos!

  • Evita las bebidas ácidas. El consumo de este tipo de bebidas aumenta el dolor permanente en la herida ocasionada por los brakets. Además, abusar de los ácidos puede producir daños en el esmalte de los dientes dando lugar a caries o manchas en los mismos.
  • Consume alimentos blandos. Los primeros días es más que recomendable consumir alimentos que no cuesten masticar hasta que te acostumbres a comer con aparato. Sopas o purés son una buena opción para las primeras 24 o 72 horas. 
  • Usa cera bucal. ¡No te olvides! Nosotros te la proporcionamos. En Clínica Carolina López te damos la cera en cada visita, esta será tu gran aliada para aquellas zonas en las que el aparato roza o pincha.
  • Ingiere alimentos fríos. Se puede decir que son los antiinflamatorios naturales como, por ejemplo, el hielo. Colocar un cubito cerca del área en la que sientas la molestia, adormecerá tu boca y reducirá la inflamación. Y vamos más allá, puedes congelar un mordedor de bebé y masticarlo o colocarlo en tu boca, también te ayudará. Los alimentos fríos alivian el dolor, por ello, durante estos días procura evitar comidas calientes.
  • Enjuágate la boca con agua con sal. Echa una cucharada de sal en tu vaso de agua tibia, mézclalo bien y enjuágate cuidadosamente durante un minuto. Esto te aliviará y tratará cualquier herida que tengas en la boca.
  • Usar un cepillo dental con cerdas suaves. Mientras más suaves sean mejor. Así evitarás lastimar tus dientes y encías.

Aunque este tipo de consejos son para el roce que provoca el aparato, Clínica Carolina López te recomienda no comer cosas duras ni pegajosas que puedan despegar los brakets del diente y ocasionar una molestia mayor. Un ejemplo de ello serían los frutos secos, como los kikos, o caramelos masticables.En caso de que estos remedios no hagan su efecto, tendremos que tomar analgésicos que calmen la molestia, siempre de venta sin receta. No olvides que la mejor opción es acudir a manos de profesionales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!