El Invisalign o la ortodoncia invisible removible es una alternativa a otros aparatos correctores que evita dolor, llagas e incomodidades. Además de ofrecernos discreción, es mucho más cómodo que los brackets. Nos da mayor libertad a la hora de elegir qué comer y no dificulta el cepillado de dientes, ya que es removible.

En este tipo de tratamiento, es esencial limpiar de forma adecuada las férulas todos los días. Solo así conseguiremos mantener nuestra salud bucodental, mientras conseguimos la sonrisa perfecta. 

¿Cómo debemos limpiar el Invisalign?

La limpieza de las ortodoncias invisibles removibles es sencilla, sin embargo, hay que ser muy constante. Las debemos limpiar cada vez que nos cepillamos los dientes.  Si creamos este hábito desde el primer día, nos acostumbraremos enseguida y garantizaremos su efectividad.

Solo lleva unos minutos. En primer lugar, debemos enjuagar el alineador con agua tibia. Es conveniente que dispongamos de un cepillo de dientes o prótesis, designado exclusivamente para esta limpieza. 

A la hora de cepillar el Invisalign, hemos de hacerlo a través de movimientos en círculo y sin mucha fuerza. Tras esto lo volveremos a enjuagar con agua tibia. 

Si evidenciamos sarro en las férulas, debemos utilizar soluciones de limpieza más fuertes como las diseñadas para dentaduras postizas. Esto siempre es recomendable hablarlo con el odontólogo. 

Después de su limpieza, lo guardaremos en la caja o estuche que nos facilitó la clínica dental

Consejos para mantener limpia nuestra Invisalign

Un color amarillo en nuestra ortodoncia invisible puede deberse a que no nos cepillamos los dientes después de cada comida. Este es un paso muy importante. Si no podemos realizarlo tras cada ingesta, es esencial que nos enjuaguemos bien la boca.

Más sobre Invisalign

Esta ortodoncia se diseña a través del escaneado en 3D de los dientes del paciente. Mediante esta tecnología, el odontólogo u odontóloga puede visualizar la evolución de la alineación en la dentadura y cómo terminará después del tratamiento. De esta forma, el paciente ve cómo serán los resultados desde el primer momento que se aborde su caso.

El Invisalign está indicado para todo tipo de pacientes y tiene un porcentaje de éxito del 95%. En la primera visita al dentista, se valoran las necesidades del paciente y se realiza un exhaustivo estudio a través de radiografías, fotos intraorales y extraorales, y escaneado 3D de las piezas dentales. 

Tras este paso y con el consentimiento del cliente, se “imprimen” los primeros alineadores correctores. En la siguiente consulta, se procede al cementado de ataches, pequeños relieves de composite que se adhieren al diente para ejercer más fuerza y asegurar la efectividad del procedimiento. 

Una vez el paciente ya tiene las férulas, tendrá que visitar la Clínica para controlar su evolución y cambiar los alineadores cada 15 días.. Estos se deben usar 22 horas diarias de media.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!