La temida época de exámenes tiene consecuencias en la salud de los estudiantes. Dormir pocas horas o comer de forma poco saludable son algunos de los hábitos negativos que se adoptan en estos periodos de estrés que sufren niños, adolescentes y estudiantes universitarios.

Según la Sociedad Española de Estudios de Ansiedad y Estrés en los últimos años se está produciendo un incremento de esta patología. Pero ¿sabías que esta presión puede conllevar problemas bucodentales?

Afecciones bucodentales producidas por el estrés

  • Úlcera aftosa

Normalmente, cuando estamos sometidos a presión modificamos nuestra rutina alimenticia y cambiamos la ingesta de alimentos más saludables por otros con más nivel de azúcar. Además, en estas ocasiones, solemos olvidar cepillar los dientes con la asiduidad necesaria.

En ocasiones, descuidar la ingesta de alimentos saludables puede provocar la aparición de una úlcera afosa recurrente, es decir, varias llagas en la cavidad bucal. Para evitar la aparición de estas aftas es necesario que nuestra dieta incluya un adecuado aporte vitamínico.

  • Bruxismo

La tensión en ocasiones se exterioriza apretando los dientes. Esta costumbre que se puede dar tanto de día como de noche se denomina bruxismo y contribuye al desgaste de los dientes. Además, puede generar un dolor en la zona de la mandíbula.

En estos casos, es recomendable acudir al dentista para que pueda evaluar si es necesario el uso de una férula de descargar para corregir este hábito.

Recomendaciones

Para prevenir estas patologías simplemente tenemos que seguir una serie de buenas rutinas que mejorarán nuestra salud bucodental.

  1. Dieta equilibrada

Seguir una rutina alimenticia saludable nos ayudará a cuidar nuestros dientes. Recuerda incluir frutas y verduras, así como productos ricos en fibra y derivados lácteos.

  1. Cepillo de dientes y pasta dentales especificas

Cada cepillo responde a unas necesidades y características bucodentales específicas. Por eso, es aconsejable que utilices aquel que se adapte mejor a tus necesidades específicas.

  1. Visita al dentista con regularidad

No olvides acudir a tu odontólogo con frecuencia. De este modo, el dentista podrá identificar cualquier anomalía y tratarla a tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!