En torno a un 70% de la población española padece bruxismo, un hábito que hace que apretemos y rechinemos los dientes de forma involuntaria, generalmente, cuando estamos dormidos. Se trata de una patología que tiene como causa principal el estrés, pues hacer fuerza con la mandíbula es uno de los mecanismos que tiene nuestro cuerpo para liberar la tensión. No obstante, también puede contribuir a su aparición aspectos como la alimentación, los trastornos del sueño o la alineación inadecuada de los dientes.

El tratamiento de esta patología se realiza de una manera sencilla a través de un aparato cuyas claves descubrirás en este post: la férula de descarga, también cono conocida como férula dental, férula oclusal, férula de miorrelajación o placa de bruxismo. Se trata de una placa plástica de unos 2 o 3 centímetros de grosor que se coloca en la parte superior de la dentadura habitualmente, aunque puede colocarse en la arcada inferior de nuestros dientes si así se recomienda,  y que evita que nuestros dientes se junten y rechinen durante nuestras horas de sueño. Además de realizar el tratamiento, es recomendable que identifiquemos cuál es la posible causa del estrés que ha causado la aparición del bruxismo e intentemos mitigarlo poco a poco y que no masquemos chicle frecuentemente, pues la mandíbula puede acostumbrarse al movimiento y repetirlo involuntariamente.

Cómo se realiza una férula de descarga

Para la elaboración de una férula que se adapte a nuestra dentadura y sea un método efectivo para solucionar el bruxismo es muy importante que acudas al dentista. Solo un profesional te podrá ayudar a identificar el problema y te dará las claves e instrucciones adecuadas para poder solventarlo.

Tras una primera visita al dentista, nos realizará una serie de preguntas para identificar hábitos y confirmar que se trata de un problema de bruxismo para poder comenzar a tratarlo. Así, en la clínica elaborarán la férula a partir de un molde de nuestra propia dentadura: no hay dos dentaduras iguales, por lo que la férula será completamente personal e intransferible.

Este aparato suele estar fabricado con un material duro, es importante recalcar que no es lo mismo ni hace la misma función una férula que un protector bucal de los que usan los deportistas. Del mismo modo, la férula únicamente deberá estar hecha por un profesional de la odontología que será quien, además de asesorarnos con el tratamiento, se encargará de hacernos un seguimiento y de realizar los posibles ajustes que necesite nuestra férula con el uso.

Beneficios de usar una férula de descarga

Siempre que lo necesitemos o que nos lo recomiende nuestro dentista, la férula nos va a ayudar a reducir los síntomas de los trastornos de la articulación, a disminuir la hiperactividad y el dolor muscular, a evitar el desgaste y la fractura de los dientes además de proporcionarnos un efecto reparador y relajante.

Por último, y si el caso de bruxismo es más avanzado, puede ser necesario llevar a cabo otros tratamientos como la rehabilitación protésica de las piezas dentales para recuperar la posición articular, algo que ocurre por el desgaste dental y la disminución de la dimensión vertical que afecta a la articulación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!