En Navidad cambiamos nuestra rutina para disfrutar de numerosas cenas con familia y amigos, viajar o probar suerte con la lotería. El vino, los turrones o los polvorones tienen un papel protagonista en estas fiestas. Sin embargo, si no tenemos cuidado estas celebraciones pueden tener consecuencias negativas en nuestra salud dental.

A continuación, te proponemos algunas pautas sencillas pero muy eficaces con las que conseguirás preservar tu higiene bucal y recibir el 2018 con tu mejor sonrisa.

turrones

Vigila el consumo de turrón y de los dulces típicos navideños

Sabemos que es casi imposible resistirse a un trozo de turrón o a un mazapán en Navidad. Una opción, es optar por el turrón duro ya que contienen menos cantidad de azúcar. O, decantarte por el chocolate negro con un 70% o más de cacao, ya que tiene propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.

Controla el alcohol y las bebidas carbonatadas

Sabemos que es imposible evitar brindar por el año nuevo con una copa de champán, pero nuestra recomendación es que para las cenas o comidas apuestes por el vino tinto, ya que el vino blanco y el champan son más agresivos con el esmalte.

Cuidado con las bebidas con azúcar

En estas fechas, también se toman en exceso bebidas azucaradas que puede llegar a ser muy agresivas con los dientes. Nuestro consejo, endulza el café o las infusiones con aspartato, la estevia u otros edulcorantes distintos al azúcar.

Tu mejor aliado: el aceite de oliva

Tiene múltiples propiedades muy beneficiosas para la salud, como ha destaca la Universidad de Manchester.  Pero, sobre todo, crea una película invisible sobre los dientes que los protege de las caries.

Por este motivo, intenta incluir este aceite en tus recetas navideñas siempre que puedas.

Más calcio, flúor y vitaminas A, C, D y K

Reforzarán la salud de tus dientes y te protegerán frente amenazas externas. Las vitaminas las encontrarás en frutas y verduras que puedes utilizar como guarnición en tus platos de carne o pescado. El calcio, en productos lácteos y en la leche.

Por último, para aumentar el flúor apuesta por alguna pasta con extra del mismo.

El cepillo: tu compañero inseparable

cepillo dientes

 

Si viajas o sales a comer o a cenar fuera de casa, acuérdate de llevar contigo tu cepillo de dientes y no saltarte los tres cepillados al día recomendables.

Si en alguna ocasión te resulta imposible, puedes masticar un chicle sin azúcar que favorezca la producción de saliva.

No obstante, si tras las vacaciones tienes alguna molestia o síntoma extraño no dudes en acudir al dentista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!