Si hace tan solo unos años la ortodoncia se utilizada fundamentalmente para corregir la dentadura de niños y adolescentes, desde hace apenas una década, cada vez son más las personas de todas las edades que la utilizan, ya sea para conseguir una sonrisa impecable o prevenir problemas de salud. Si tú eres uno de ellos, pero todavía no te has decidido por qué tipo de ortodoncia te conviene más, aquí te damos unas pistas para que puedas hacerlo, eso sí, siempre con nuestro consejo.

Con el crecimiento de la demanda y fundamentalmente con el avance de las técnicas, cada vez son más los tipos de ortodoncia disponibles. Todos tienen sus ventajas y sus desventajas pero seguro que hay uno de ellos que se ajusta más a tus necesidades. Entre los factores que deberías tener en cuenta, antes de tomar una decisión, te destacamos cuatro que nos parecen los más relevantes: estética, comodidad, duración y precio. Cuatro parámetros que puedes valorar entre los tipos de ortodoncia que te detallamos a continuación.

Ortodoncias metálicas:

Son las más conocidas e históricamente utilizadas, fundamentalmente en las ortodoncias infantiles. Se fijan unos brackets a los dientes, que van unidos por un alambre y unas gomas. Estos generan una tensión que va colocando cada pieza dental en su lugar.

La principal ventaja de este tipo de ortodoncia es la efectividad. Tardarán más o menos, dependiendo de lo grave que sea tu caso, pero puedes estar seguro de que tu dentadura quedará perfecta. Otra de las bondades de esta ortodoncia es que es la más barata.

Entre los inconvenientes, podríamos destacar que es la menos estética, ya que los brackets son más grandes y los colores que se utilizan son más llamativos. Además, a diferencia de otras, tendrás que llevarla en todo momento. En contra también las gomas. Van perdiendo elasticidad y por tanto tendrás que visitar al dentista con relativa frecuencia para que las ajuste. Además, deberías tener en cuenta que estas gomas plásticas acumulan más sarro y son difíciles de limpiar.

Ortodoncias autoligables:

Gracias a un sistema de clips, el alambre que sirve para la unión de las piezas no necesita gomas, por tanto, es más higiénica y fácil de limpiar. Además, una de sus grandes ventajas es la discreción. No podemos decir que no se vea, pero es mucho menos llamativa que las clásicas. De hecho, existen las llamadas “estéticas”, que imitan el color del diente o se fabrican con materiales transparentes. Además, no requieren tantas visitas al dentista para que las ajuste.

La parte negativa es que son algo más caras y aunque, como te hemos dicho, son más discretas, lo cierto es que verse se ven.

Ortodoncia con Brackets de zafiro transparentes:

Se puede decir que es la primera evolución de los tipos de ortodoncia basados en la colocación de brackets. En este tipo los metálicos son sustituidos por unos brackets fabricados con cristal de zafiro. Es un material ultrarresistente y por lo tanto, a pesar de que la palabra cristal suene a material frágil, lo cierto es que es una ortodoncia absolutamente segura. Además, otra de sus ventajas es que al ser un material totalmente transparente, consigue mimetizarse muy bien con nuestra dentadura, de tal modo que toma el color de nuestros dientes. Por tanto, estos brackets son mucho más estéticos que los metálicos.

Ortodoncia invisible:

Este tipo de ortodoncia es sin duda una de las más innovadoras y tiene algunas ventajas sobre las que hemos tratado antes. Consiste en una funda transparente que apenas se percibe a la vista. Además, es mucho más cómoda que los brackets, ya que se ajusta perfectamente a los dientes. Otro punto a favor de esta ortodoncia es que se puede poner y quitar con facilidad, lo que permite una limpieza total de los dientes, así como comer sin ella.

Pero este tipo de ortodoncia también tiene desventajas. Entre ellas, que no se puede utilizar en todos los casos y que hay que ir cambiándola por otra nueva, que se vaya adaptando a los cambios de tu dentadura, cada poco tiempo. Así que, si eliges la invisible, tendrás que visitar al dentista constantemente.

Ortodoncia lingual:

Es otra evolución de la ortodoncia, basada en aparatos de ortodoncia metálicos pero éstos, tanto los brackets como el arco tensor que los une, no se colocan en la cara exterior de los dientes sino en la interna. Al estar detrás de la dentadura se consigue un tratamiento de ortodoncia totalmente discreto del que nadie se dará cuenta. Seguramente sea el método más avanzado y preciso que existe, ya que además consigue una sustancial reducción de los tiempos de tratamiento y también de las molestias, en comparación con los brackets convencionales. Eso sí, si te decides por este tipo, el desembolso de dinero, sin duda será mucho mayor.

Como habrás podido comprobar, aquí te hemos propuesto un listado de los diferentes tipos de ortodoncia, con sus ventajas y desventajas, para que tú puedas evaluarlos y decidir cuál de ellos se ajusta más a tus necesidades. Pero, sin duda, un profesional será quién mejor te aconseje sobre el abanico de tipos de ortodoncia y aquellos que son idóneos para ti. ¡Acude a Clínica Carolina López!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!