Las conocidas como muelas del juicio han provocado más de un quebradero de cabeza, ¿me están creciendo bien?¿me las tienen que quitar?¿Si no me salen es una mala señal? Hay miles de preguntas alrededor de estas piezas bucales que, debido a la evolución del ser humano, han terminado por perder su utilidad. En este artículo, intentaremos resolverles las más frecuentes.

¿Para qué sirven las muelas del juicio?

Llamamos muelas del juicio a los terceros molares, ubicados en la parte posterior de nuestra boca. Aparecen entre los 17 y los 25 años, aproximadamente, y son las cuatro últimas piezas dentales en aparecer. Dos en la parte de arriba y dos en la de abajo.

Con el desarrollo progresivo de la dieta humana, hemos pasado de ingerir carne y alimentos que necesitaban masticarse con mucha insistencia, a comida mucho más blanda. A su vez, la cara humana ha ido haciéndose más pequeña a causa del proceso evolutivo. 

Un caso en el que las muelas del juicio están creciendo mal, debido a la falta de espacio.

Si juntamos estos dos factores, nos encontramos con que los molares, además de haber perdido su función, también han perdido su espacio en la boca. Esta es la razón por la que muchas personas nacen directamente sin estas piezas o experimentan dolor cuando salen.

¿Tengo que quitármelas?

Como hemos dicho, en muchos casos, los terceros molares carecen de espacio en nuestra boca y no pueden crecer con normalidad. Si es así, pueden salir en dirección a la muela de al lado, y empujar el resto de dientes, crecer de forma correcta pero sin salir del maxilar o “tumbada” dentro de este, entre otros problemas. 

Además, debido a la dificultad para limpiarlas como al resto de dientes, pueden provocarnos caries y enfermedades en las encías. 

No en todos los casos es necesario extraerlas. Se aconseja hacerlo solo cuando sea realmente necesario y esto vaya a solucionar el problema del paciente. Si el crecimiento de estos molares es normal y encaja en la mandíbula, no hay razón de quitarlas, solo porque ya no tengan utilidad. La valoración del odontólogo u odontóloga será clave para llegar a la decisión más correcta.

Cómo prevenir problemas con las muelas del juicio

Un seguimiento continuo por parte del dentista es vital para saber si estas muelas están creciendo bien. Esto incluye la limpieza de la boca de forma experta, así como realizar radiografías regulares para detectar cualquier anomalía, antes del propio síntoma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!