Después de un tratamiento de ortodoncia con alineadores invisibles INVISALIGN, los pacientes deben iniciar un proceso de mantenimiento para asegurarse de que los dientes no vuelven a la posición inicial de antes de la ortodoncia. Para ello, es indispensable la utilización de retenedores- aparatos fijos o removibles – para garantizar el éxito del tratamiento. Hay que tener en cuenta que los dientes tienden a moverse, por ello es aconsejable ponerles un “freno” con estos aparatos.

Estas son nuestras recomendaciones para que los retenedores te duren más tiempo y el tratamiento de ortodoncia sea todo un éxito:

Mantén los retenedores limpios

La higiene es un hábito fundamental para tener una buena salud bucodental, pero sobre todo para conservar los retenedores, ya sean fijos o removibles. Si utilizas retenedores fijos, su limpieza se debe realizar cada vez que te cepilles, pero si tu caso es de retenedores removibles, estos deben ser limpiados cada vez que se retiren de la boca, ya que están expuestos a bacterias de la saliva y se genera sarro.

Recomendamos no lavarlos con pasta de dientes, ya que se vuelven blancos y pierden transparencia. Para conservarlos mejor, lávalos con un jabón neutro.

Ten mucho cuidado al quitarte los retenedores

Aunque los retenedores fijos sean resistentes, es necesario tratarlos con delicadeza al retirarlos. Intenta alternar el lado por el que lo haces, es decir, no saques siempre el retenedor por el mismo lado y así evitarás que se desgaste o se quiebre.

Guarda los retenedores en su caja

Todos los retenedores van acompañados de una caja especialmente diseñada para ellos, por eso, es importante que cada vez que te los retires, los guardes en su estuche. De esta manera, siempre estarán protegidos y a salvo.

Cuidado con los dientes incisivos al morder

Después de un proceso de ortodoncia, comprenderás que hay que tener mucho cuidado a la hora de morder ciertos alimentos, como, por ejemplo, los bocadillos. Hay que tener cuidado ya que, al morder el bocadillo, si tiras de él hacia delante (a modo de palanca) puedes romper el retenedor fijo. En cuanto al retenedor removible, recomendamos no comer con él. Puede romperse y llenarse de bacterias y suciedad.

Acude a revisiones periódicas

Una vez terminado tu tratamiento de ortodoncia, es muy importante que sigas invirtiendo tu tiempo en mantener lo que tanto tiempo te ha costado conseguir. Para ello, es necesario que acudas a las revisiones pautadas por tu ortodoncista. Habitualmente, pasados los doce primeros meses en los que el paciente habrá tenido tres revisiones, únicamente será necesario volver una vez al año.

Cumple con las recomendaciones del ortodoncista

Los especialistas son los que más conocen el área de la ortodoncia, por lo tanto, es fundamental cumplir con las recomendaciones que estos te pautan cada vez que vas a revisión.

En la Clínica Dental Carolina López disponemos de tratamientos integrales para asegurar tu salud bucodental. Abarcan todos los ámbitos de actuación en la atención bucodental, en edades infantiles o adultas y usamos las técnicas más avanzadas en odontología preventiva y conservadora, endodoncia, ortodoncia, estética y cirugía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!