Una limpieza completa consiste del cepillado, así como del uso de hilo dental y flúor o colutorio bucal. Este último crea una capa de protección en el esmalte de nuestros dientes, es decir, la parte externa de las piezas dentales. Pero qué es exactamente el flúor dental y qué beneficios tiene. En este post te explicamos por qué siempre deberías utilizarlo en tu rutina de limpieza.

¿Qué es el flúor?

El flúor se trata de una sustancia de origen químico, se encuentra presente en la naturaleza, más concretamente en el océano. De manera pura o no tratada, el flúor es peligroso para la piel de las personas, ya que puede provocar quemaduras. Pero esta no es exactamente la sustancia que nosotros utilizamos para nuestra sonrisa. Los colutorios bucales están especialmente diseñados para la limpieza de nuestra boca y por tanto, no son peligrosos si son señalados para este propósito.

El flúor fortalece el esmalte, que es la capa dura de nuestro diente que nos protege de agentes externos como las bacterias. Con el paso de los años, este tejido se va debilitando o desgastando y es más vulnerable a las caries. Un uso habitual de enjuague bucal con flúor nos ayuda a proteger nuestra sonrisa.

Otras aplicaciones

El enjuague bucal no es la única de sus aplicaciones. El flúor también está presente en diferentes pastas de dientes. La razón para incorporarlo a otros productos dedicados a la higiene dental es porque uno de sus principales beneficios es la prevención de caries.

El flúor también está presente en diferentes pastas de dientes para la higiene dental.

Uso desde la infancia

La utilización de flúor se recomienda desde la infancia, más concretamente a partir de los dos años. Sin embargo, la cantidad de flúor debe ser determinada por un especialista u odontopediatra.

Con moderación

Un uso excesivo de la sustancia puede provocar lo que se conoce como fluorosis dental, una alteración o anomalía en nuestro esmalte que se acaba desarrollando por esta incorrecta utilización. El mayor síntoma es la aparición de manchas blancas en las piezas dentales. En función de su severidad tendrá consecuencias más severas en la apariencia de nuestra sonrisa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestroNewsletter

Apúntate a nuestra lista de mail para recibir las últimas noticias y actualidad de nuestro equipo.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

te has suscrito correctamente!